Principios de la Conducción / Educación Vial.

Volver

Principios de la Conducción / Educación Vial. Volver

LA INERCIA:



Un vehículo que se aproxima a una curva tiende a continuar su desplazamiento en línea recta.

La magnitud de la fuerza centrífuga (o fuerza lateral que en una curva tiende a sacar al vehículo de la carretera) depende directamente de la velocidad y de lo cerrada que sea la curva.
Moviendo el volante usted lo obliga a desviarse de la trayectoria recta que seguiría por fuerza de la inercia, pero a una velocidad alta la fricción puede no ser suficiente para mantener al vehículo en la carretera. Al aumentar la velocidad al doble, la energía del movimiento aumenta 4 veces. Siempre es muy importante prever el estado del camino con anticipación por elementos que hagan que la carretera esté resbaladiza. Reduzca la velocidad con tiempo antes de una curva y acelere suavemente a la salida de la misma.

La distancia de detención



La longitud de la distancia de reacción depende del tiempo de reacción del conductor y de la velocidad del vehículo.

Un tiempo normal de reacción es un segundo. Un vehículo que circula a 36 km/h recorre 10 metros en un segundo, 20 metros si lo hace a 72 km/h, etc. Se puede estimar aproximadamente la DISTANCIA DE REACCION, multiplicando por tres la primera cifra de la velocidad. La longitud de la distancia de frenado depende de la velocidad, del estado de la carretera, de la pendiente, del estado de los frenos y neumáticos y de la forma de frenar. La distancia de frenado crece con el cuadrado del aumento de la velocidad. Así, si usted duplica la velocidad, la distancia de frenado aumenta cuatro veces; si la triplica, la distancia de frenado aumenta 9 veces.

La distancia total para detenerse (S) consta de dos partes:



- Distancia de reacción (R) - Distancia de frenado (F)