Accidentes de Tránsito. /Educación Vial.

Volver

Accidentes de Tránsito. /Educación Vial. Volver

Son Evitables

Es un error llamar a los accidentes de tránsito "ACCIDENTES". Se define accidente como: "suceso eventual del que involuntariamente resulta un daño" y se le asocia a un fenómeno casual, impredecible e incontrolable. Esto no es así, ya que los accidentes de tránsito SE PUEDEN EVITAR. Se sabe dónde, cuándo y por qué ocurren.

Estadísticas de los accidentes en Chile


Anualmente se registran en Chile más de 86.000 accidentes. Por consecuencia de éstos fallecen aproximadamente 1.600 personas, lo que significa que DIARIAMENTE MUEREN ENTRE 4 Y 5 PERSONAS. En promedio 550 de ellas son atropelladas.

Si los accidentes de tránsito fueran "accidentales":




La probabilidad de que un peatón muera atropellado se multiplica por ocho cuando la velocidad del vehículo sube de 30 a 50 km/h.
Un peatón que es impactado por un vehiculo que circula a 30 km/h tiene un 90% de posibilidades de sobrevivir, pero si el vehiculo aumenta a 45 km/h o más, el peatón tendrá menos del 50% de probabilidades de sobrevivir al impacto. Esto significa que a una velocidad de 65 km/hr lo más probable es que un peatón atropellado muera.


Estadísticas en Zona Urbana y No Urbana



En vías NO URBANAS se produce la mayor cantidad de fallecidos. la mayor cantidad de accidentes. - Aproximadamente un 85% se produce en vías o áreas urbanas; de éstos, la mayoría se registra en los cruces de calles o intersecciones. - Sólo un 15% de los accidentes se produce en zonas no urbanas (Rural).
En vías URBANAS se produce la mayor cantidad de lesionados.
Los períodos de mayor accidentabilidad en el tránsito coinciden con los períodos de FERIADOS LARGOS, siendo las horas más peligrosas las de la noche y de la madrugada, especialmente con situaciones de escaso flujo vehicular.


El 92% de los conductores fallecidos en accidentes de tránsito son varones y la falla humana corresponde a más del 90% de los accidentes.

Efectos del cansancio y del sueño en la conducción.

1.- Aumenta el tiempo de reacción: Esto es una de las principales causas de colisiones por alcance, cuando el conductor no alcanza a reaccionar con anticipación.
2.- Aumentan las distracciones al volante: La somnolencia dificulta la concentración sobre las condiciones del tránsito. Esto es aún más evidente cuando se conduce en un entorno monótono y con poco tráfico.
3.- La toma de decisiones al volante y el juicio se altera: El sueño hace que las personas demoren más en tomar una decisión, esto aumenta el riesgo de accidentes y cometer más errores en la conducción.
4.- La coordinación psicomotriz del conductor empeora y la movilidad se altera. El relajo hace los movimientos más lentos e imprecisos, pudiendo realizar movimientos sin pensar y en forma automática lo que se puede traducir en acciones de peligro en la conducción.
5.- Pueden aparecer episodios de microsueños: Por algunos segundos el conductor se queda semi dormido y ajeno a lo que ocurre a su alrededor. Son muchos los accidentes que se producen a consecuencia de microsueños.
6.- La percepción del entorno se altera: El sueño afecta la visión haciéndola borrosa y es más difícil enfocar la vista. Además es más fácil sufrir encandilamiento cuando se tiene sueño.
7.- Se producen cambios en el comportamiento: El conductor puede ponerse inquieto o más agresivo. Es posible que asuma un mayor nivel de riesgo, como aumentar la velocidad. Por ejemplo: cuando está más cerca del destino y su ansiedad por llegar.